top of page
  • ECN

50 años de ser Buena Nueva para los novios (Por Padre Felix)

Actualizado: 11 jun


En Encuentro Católico para Novios estamos de fiesta, profundamente agradecidos con el Señor, por estos primeros 50 años de presencia en nuestro mundo. Buscamos ser buena noticia para los jóvenes que se descubren llamados a vivir su vocación matrimonial. En este espacio donde nos evangelizamos mutuamente, ya que los matrimonios que promueven este estilo de vida, esta manera de ser iglesia, han descubierto que «El anuncio cristiano relativo a la familia es verdaderamente una buena noticia» (AL,1)[1]  que, de manera testimonial y creativa, buscan compartir su caminar sacramental junto a los sacerdotes y religiosos que viven un fin de semana.


1.      Conciencia bautismal y misionera:

Los miembros de ECN han tomado conciencia de la invitación del Señor para seguirlo, (Mc 6, 7-13), viviendo su vocación con fidelidad y servicio. Esta manera de vivir su vocación sacramental, es ya una forma nueva de hablar de Dios y la expresión mínima de vivir los valores de la comunidad, donde la paz, el perdón, la sanación, la inclusión, el compartir, se ha de expresar con obras y palabras sostenidas por el amor esposal de Jesús con su Iglesia.

En la experiencia de los apóstoles con Jesús (Mc 6, 7-13) nos comparten los pasos para vivir la vocación apostólica: de la dispersión al seguimiento; del seguimiento a la comunión de vida con Jesús; de la comunión con Él a la misión. Jesús asocia sus discípulos plenamente a su misión, haciéndolos partícipes de su vida y de lo que Él anuncia. Para nosotros, los pasos que vamos dando, son: parejas de novios esparcidos por tantos lugares, parejas de equipo, sacerdotes y religiosos que, viviendo un fin de semana, nuestro encuentro con Jesús, tomamos conciencia de nuestra hermosa dignidad como hijos de Dios, nuevamente nos redescubrimos llamados por amor a vivir el sacramento del matrimonio, a reconocer la riqueza de la comunión inter sacramental, a hacer camino juntos en comunidad.  


2.      Vocación itinerante de ECN

Al parecer, Jesús imagina a los suyos como peregrinos de esperanza (Mc 6, 7-13, siempre en camino, abiertos a la novedad. La espiritualidad de ECN por su parte, busca que estemos atento, con apertura para aprender unos de otros, de las distintas etapas y procesos de la vida matrimonial, hallarse en estos procesos de evangelización nos permitan vivir siendo adultos en la fe. Nos descubrimos asimilando de por vida las ricas etapas de la vida, las circunstancias, las crisis, los dolores, nos dan la oportunidad de ver con la mirada de fe, esperanza y caridad, la capacidad para estar presentes como Jesús, donde alguien nos necesite y hacia allá se dirigen nuestros esfuerzos.

 

 

3.      Vocación matrimonial en vasijas de barro (2 Cor 4,7-15)

Somos conscientes que este apostolado se sostiene en nuestras frágiles manos, pues no olvidamos que somos personas limitadas y frágiles, pero convencidas de ser tierra fértil, en la que Dios trabaja siempre, cundo se lo permitimos. Con esta perspectiva, nos hemos acercado a un nuevo grupo de amigos, que se va haciendo familia, comunidad eclesial para el servicio de nuestros hermanos. Con este proceso, nos vamos capacitando para enfrentar las crisis de nuestro tiempo.

 

4.      Mucho por agradecer y renovar nuestro sí al Señor

La gran mayoría de quienes han sido participes de un fin de semana, las parejas de equipo, las parejas de novios, las comunidades de servicios, los seguidores, los sacerdotes y religiosos en estos 50 años, nos hemos encontrado con Jesucristo, que nos ha invitado a seguirlo y trabajar por construir la civilización del amor en comunidad.

Es un buen momento para decir Gracias a la gran familia de ECN en su 50 aniversario, por compartir su carisma por el matrimonio y la familia, por el proyecto de formar familias y comunidades dadoras de vida, gracias por recordarnos el valor de la amistad, de la paciencia, del perdón, del servicio, de la generosidad, del compartir, de la alegría, de la compasión, … que nos van permitiendo seguir sanando nuestras vidas y las de nuestro mundo herido , con el Amor que nos hace más amigos y más hermanos en el Señor que nos ha llamado a seguirlo.






[1] Amoris laetitia, 1

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page